MEJORA PROCESOS, PRODUCTOS O SERVICIOS. Descubre esta metodología, no te dejará indiferente…

Son muchas las técnicas y metodologías existentes que nos ayudan a tomar decisiones y a crear alternativas.

Partiendo del proceso básico de toma de decisiones:

- Detección del problema

- Identificación de posibles causas

toma-decisiones

- Búsqueda de alternativas

- Elección de la mejor opción

- Implantación/ejecución de la nueva opción

Dentro de cada uno de estos puntos encontramos unas u otras técnicas, pero hoy nos vamos a centrar en la “Búsqueda de alternativas”. Para encontrar alternativas ante un problema hay multitud de técnicas, la más conocida es el “brainstorming”, pero ¿conoces “SCAMPER”?. De esta técnica hablaremos hoy.

SCAMPER viene, como tantas otras técnicas, del idioma inglés, y quiere decir “carrera rápida” o “salida precipitada”.

Es un acrónimo. A continuación mostraremos de qué palabras:

S: sustituir alguna parte del servicio que tenemos o del proceso. En principio alguna parte, pero es posible que en ocasiones haya que realizar un cambio drástico

C: combinar, lo que ya tenemos con alguna otra cosa

A: adaptar. Se trata de cambiar algo que funcione en otra situación

M: modificar o magnificar. Consiste en pensar cómo modificar o ampliar el servicio/proceso que se está llevando a cabo.

P: Permutar/proponer (put) para otro uso. Pensar en cómo se podría realizar lo mismo pero de otra forma, manteniendo el mismo objetivo.

E: Eliminar o reducir. En este punto reducimos partes de un servicio/proceso para simplificarlo o eliminar partes que no sean necesarias.

R: Reordenar o invertir. Consiste en pensar cómo podemos poner las cosas en diferente orden y qué sucedería.

Esta herramienta es muy útil cuando estamos bloqueados y tenemos que buscar alternativas posibles para la solución de un problema, cambio o mejora de un procedimiento o servicio.

procesos

En lo que consiste esta técnica es en hacernos preguntas sobre cada una de las letras de la palabra “SCAMPER”. Se trata de dar respuestas con o sin sentido, ya que de las que consideramos “sin sentido” pueden surgir otras que sí que lo tengan. No nos pongamos limitaciones, anotemos cualquier idea posible.

Ejemplo: Vamos a suponer que somos una empresa de organización de eventos y que necesitamos mejorar el servicio de catering que ofrecemos ya que no está teniendo buena acogida. ¿Cómo aplicaríamos esta técnica para crear nuevas alternativas?. Pues bien, es muy sencillo, pasaríamos por cada una de las letras de SCAMPER realizándonos preguntas como:

S: Sustituir. ¿Qué podríamos sustituir en el servicio de catering actual?, ¿qué pasaría si en lugar de servir la comida los camareros la sirvieran los cocineros?, ¿podemos sustituir este servicio de catering por otro nuevo?, ¿y si en lugar de servir cocina moderna volvemos a los orígenes de la comida tradicional?

C: Combinar. ¿Podríamos combinar este servicio de catering con algún otro?, ¿qué pasaría si combinamos la comida moderna, como estamos sirviendo ahora, con comida tradicional?, ¿podríamos combinar nuestro servicio de catering con algún otro?, ¿y si juntamos nuestro tipo de comida con algún otro?, ¿lo combinamos con comida de otros países?, ¿podríamos ampliar nuestro servicio de catering combinándolo con algún otro?

A: Adaptar. ¿Cómo podríamos adaptar nuestro servicio para un público más genérico?, ¿hay ya algún otro servicio que se parezca al que nosotros ofrecemos?, ¿podríamos adaptarlo a lo que tenemos?, ¿y si adaptamos nuestro servicio a la situación de las empresas más competidoras en el sector eventos?, ¿cómo lo haríamos?

M: Modificar o magnificar. ¿Qué modificaciones podríamos incluir en el servicio actual de catering para enfocarnos más en nuestro cliente?, si cambiamos el tipo de comida, ¿qué pasaría?, ¿qué podríamos modificar en el servicio actual para lograr nuestro objetivo?

P: Permutar/proponer (put) para otro uso. ¿De qué otra manera podemos ofrecer un catering con la misma calidad que hasta ahora?, ¿podemos dar la misma calidad, pero con otro tipo de servicio?, ¿qué pasaría si ofrecemos comida tradicional/ de otros países?, ¿qué sucedería?.

E: Eliminar o reducir. ¿Qué podríamos reducir de nuestro servicio de catering?, ¿podríamos simplificar alguna parte del servicio?, ¿qué pasaría si eliminamos el servicio de camareros del catering y lo subcontratamos?, ¿sería posible?

R: Reordenar o invertir. ¿Qué conseguiríamos si cambiáramos el diseño de nuestro catering?, ¿qué pasa si abriéramos solo los fines de semana?, ¿y si solo ofrecemos nuestro servicio en la Sierra de Madrid y en A Coruña donde nuestra marca ya es reconocida?, ¿qué pasaría si en lugar de contratar primero a los camareros, conocemos primero el tipo de evento y luego contratamos a los camareros que mejor se adapten al servico?

Una vez pasemos por todas las letras, si consideramos que ya tenemos suficientes alternativas, hagamos una lista y repasemos cada una de ellas. Este es un trabajo que se puede realizar de forma individual o en grupo, pero si te es posible ponerlo en práctica con un grupo de personas, podrás descubrir el potencial que esta técnica tiene y ¡te encantará!

Y para finalizar, esta magnífica frase de Albert von Szent-Gyorgy:

“Descubrir consiste en ver lo que nadie ha visto y pensar lo que nadie ha pensado.”