Importante conocer sobre LOS PROCESOS DE SELECCIÓN

En muchas ocasiones me preguntáis por los procesos de selección, cómo son, qué pruebas tienen. Y la verdad, son múltiples y diversos y aunque todos suelen tener unos puntos en común, las pruebas varían muchísimo.

 

¿Qué es lo que tienen en común?

Que se hace una primera criba, ésta suele ser el CV y el screening telefónico, es decir, la llamada telefónica. A partir de ahí, suele haber una entrevista, que puede ser o no la única que haya. Si la empresa es muy pequeña, con una entrevista les suele bastar, si la empresa es mayor, en ocasiones hay una primera entrevista con RRHH y luego con el director o responsable del área en el que la persona va a desempeñar el puesto.

Importante recordar que, con bastante frecuencia, las entrevistas se realizan por videoconferencia. Es una práctica cada vez más extendida, sobre todo para la primera o priseleccionmeras entrevistas. Por lo que debemos de estar también preparados para ello.

 

¿Qué diferencias puede haber entre los procesos de selección?

Hay muchas más pruebas que se pueden hacer en los procesos de selección. Por un lado, test, donde en muchas ocasiones el candidato recibe un link a su correo electrónico y tiene un tiempo limitado para cumplimentarlo. Éstos pueden ser sobre múltiples temas, gestión de equipos, conocimientos técnicos, generales, personalidad, etc.

Por otro lado, se pueden hacer pruebas como dinámicas de grupo. Éstas suelen ser bastante comunes sobre todo en empresas de gran tamaño y donde hay numerosas personas que han aplicado a un mismo puesto y todas ellas podrían, a priori, encajar.

Una dinámica de grupo puede consistir en sentar en una mesa a un grupo entre 8 y 10 personas, para que lean un caso y lo resuelvan entre todas. Esto es lo más habitual, pero también se consideran dinámicas de grupo pruebas como los “escape room” o incluso cosas muy divertidas tipo yincana.

dinámica grupoQuizás tras leer esto te preguntarás ¿pero es necesario pasar por esto? Pues mi respuesta es un poco ambigua. Te comento. Cierto es que si queremos un puesto para el que se hayan diseñado estas pruebas, no nos queda más que “pasar por el aro” y hacerlas lo mejor que sepamos. Pero es cierto también que, si te incomodan en exceso y no lo ves adecuado, siempre puedes decir que no estás interesado en participar en el proceso de selección. Quizás yo soy algo “tradicional” para esto y prefiero ver estas competencias de una forma en la que, yo personalmente, sienta que el candidato está más cómodo, como es sentándolos a todos alrededor de una mesa y poniendo un caso para resolver en común o con alguna herramienta tecnológica o digital.

Solo como recordatorio, con todas estas pruebas lo que buscamos es saber cómo es la persona, cómo se comporta frente a una situación en la que hay diferentes perfiles o roles y todos ellos tienen que convivir y trabajar para el bien común de la organización.

 

Y para cuando creemos que esto de hacer entrevistas y pruebas no es para nosotros, una fantástica frase de Will Smith:

  “El primer paso es decir que puedes”

 

 

Para blog TGJ

Cristina González Manzano

www.linkedin.com/in/cristinagonzalezmanzano